Cómo Cocinar un Perfecto Quiche

magefesa comohacerquiche -

Los quiches son sorprendentemente fáciles depreparar. Sin embargo, hay ciertas reglas básicas que deberás conocer antes de ponerte manos a la obra. Una vez que aprendas a manejarlas, estarás listo/a para experimentar con este siempre delicioso y versátil plato.

Preparación de los ingredientes para el relleno. Todos los ingredientes que vayan a añadirse a un quiche deberán estar previamente cocinados. La mayoría de las verduras liberan una gran cantidad de agua durante la cocción, así que si no quieres terminar con un quiche completamente aguado y a punto de desmoronarse, cuécelas en una olla aparte y escurre el exceso de agua antes de añadirlas a la mezcla de huevo. Si la carne está entre los ingredientes, asegúrate de que quede bien cocinada antes de incorporarla al quiche. Esto evitará que la grasa que se desprende durante la cocción, se mezcle con el resto del relleno y que el plato quede impregnado con el no tan agradable sabor de la grasa. Cuando se trata de carnes, éste es además un importante paso que deberá seguirse al pie de la letra por cuestiones de seguridad ya que el huevo y la leche, la base de todo quiche, se cuajan a temperaturas muy inferiores a las necesarias en la cocción de las carnes.

Una vez que los ingredientes estén completamente cocinados, habrán de ir incorporándose según su peso, del más pesado al más ligero. Coloca la carne o las verduras en la parte inferior, a continuación añade el queso y después cúbrelos con la mezcla de huevo y nata.

magefesa comohacerquiche -

Las masas congeladas… ¡al horno antes de rellenar! Los cocineros más habilidosos y expertos, probablemente quieran hacer su propia masa. Si no eres uno de  ellos, no te preocupes, las bases congeladas que venden en el supermercado te servirán perfectamente bien. Simplemente hornéala antes de agregar el relleno para evitar que se humedezca en la cocción final. Esta técnica se conoce como “hornear a ciegas”, y te llevará unos 20 minutos.

Esponjosidad garantizada. Cuando llegue el momento de batir los huevos, separa las claras de las yemas y bate las claras a punto de nieve. A continuación, bate las yemas en un recipiente aparte, y después mézclalas con las claras. Esto le dará al quiche una textura increíblemente suave y esponjosa.

La proporción huevo/leche. Este ratio también es importante y determinará la capacidad del quiche para hincharse una vez esté en el horno. Como regla general, habrá de usarse un huevo por cada 60 ml de leche. Si quieres darle una textura más consistente al relleno, sustituye la mitad de la leche por nata.
La temperatura de cocción. Para lograr que el relleno se vaya cocinando poco a poco la temperatura del horno deberá situarse  entre los 160°C y 180°C. Si se hornea a temperaturas más altas, se inflará muy rápidamente pero enseguida perderá volumen, adquiriendo una consistencia gomosa. Otro aspecto a tener en cuenta es la altura escogida para colocar el quiche dentro del horno. Nunca utilices el estante superior, o quedará cocido en el exterior y crudo en el centro. Utiliza el estante del medio y hornéalo durante 40-45 minutos. Estará listo cuando la corteza exterior haya adquirido un tono dorado y el interior tenga la consistencia de los huevos revueltos.

Compartir: